Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com

sábado, 3 de marzo de 2018

"COLOMBIA: A DIEZ AÑOS DE LA MASACRE DE SUCUMBIÓ, ECUADOR Y EL CONFLICTO CON VENEZUELA

(Radio Cafe Stereo).- Por: Movimiento de liberación
 
El próximo  1 de marzo se cumplirán 10 años de la masacre de Sucumbió en Ecuador, cuando aviones de la  Fuerza Aérea de Estados Unidos al servicio de la CIA, y fuerzas combinadas del ejército y la policía colombiana, dejaron caer a las 12.20 de la madrugada de ese día,  su mortífera carga de horror y muerte sobre el campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, (FARC),  donde pernoctaban unos 40 guerrilleros y varios extranjeros entre ellos tres ciudadanos mexicanos, un australiano, un ecuatoriano y dos italianos, que se encontraban de visita y cuyo objetivo sostener un encuentro con el comandante Raúl Reyes,  miembro del Secretariado de dicha organización guerrillera a cargo de las Relaciones Internacionales, y recibir una propuesta de Paz   que las FARC proponía y  que la  llevarían a un Foro Internacional de la Coordinadora Bolivariana de los Pueblos que se desarrollaba en Quito,  Ecuador,  en esa semana y hacerla llegar al gobierno de Colombia.
 
El campamento, situado a más de dos kilómetros en profundidad del territorio ecuatoriano, era conocido como el Salón de Protocolo de  las FARC, cuyo objetivo era sostener  encuentros con delegados de fuerzas políticas latinoamericanas y europeas con las cuales las FARC  mantenía relaciones políticas y escogido ese lugar, con el propósito de no someterlos al peligro,  de penetrar en territorio colombiano.

Los resultados arrojaron la muerte de 25 personas entre ellos,  2 mexicanos y un ecuatoriano, masacrados por los misiles que impactaron directamente en dicho campamento y luego de la macabra obra la continuó desarrollando con el desembarco en territorio ecuatoriano de  fuerzas combinadas del ejército y policía, pues algunos heridos como el caso de Raúl Reyes, fue capturado vivo y luego rematado, prueba de ese crimen lo tienen los dirigentes de las FARC y testigo las  guerrilleras y visitantes  que sobrevivieron a la masacre.
 
La grave violación del derecho internacional, el ataque alevoso, con nocturnidad e indefensión de las víctimas,  lo tipifica como un delito de crimen de guerra  y  de lesa humanidad,  así como la violación de la frontera y bombardeo en territorio de un país limítrofe, sin la debida coordinación e información al país agredido, se agrava como es conocido públicamente con él engaño del presidente Álvaro Uribe Vélez,  al Jefe  de Estado Rafael Correa, este hecho  provocó una grave y tensa situación entre ambas naciones y la ruptura diplomática con Colombia  de Ecuador, Venezuela y Nicaragua.
 
Los gobiernos de  Estados Unidos y Colombia, al violar la Carta de las Naciones Unidas, y los tratados internacionales sobre hechos de guerra, deben rendir cuenta por este horroroso y vandálico episodio, que aún mantiene   heridas abiertas,  sin que la Justicia Internacional y sobre todo la ecuatoriana, exija juzgamiento, reparación a las víctimas y perdón de los culpables por la humillación a que fue sometido el estado y pueblo ecuatoriano..."
 
(*)  Periodista, politólogo y analista internacional.
 
La Habana  19 de febrero del 2018.
 
Especial para el diario Por Esto, Mérida,  Yucatán, México