Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com
América Bolivariana.... un espacio de la Agencia de Noticias Prensa del Pueblo que recorre los medios de comunicación de nuestra América para alzar la voz del pueblo que se organiza y lucha....

martes, 7 de julio de 2020

PARAGUAY: FEDERACIÓN NACIONAL CAMPESINA CUMPLE 29 AÑOS Y DONARÁ 20.000 KILOS DE PRODUCTOS

(lanacion.com.py).-La Federación Nacional Campesina (FNC) celebra 29 años de su fundación y en este marco realizará un posicionamiento político al distribuir unos 20.000 kilos de alimentos provenientes de la agricultura familiar campesina, para personas en situación de vulnerabilidad, en la zona de la capital del país.
Tras la conferencia de prensa llevada a cabo hoy, en horas de la mañana, al costado del Panteón Nacional de los Héroes, anunciaron que este miércoles diversos asentamientos del país donarán más de 20.000 kilos de alimentos de producción nacional a la Pastoral Social para que sean repartidos a los diferentes comedores y ollas populares.
La iniciativa forma parte de las actividades que realiza la federación para conmemorar sus 29 años de constitución. Es una de las organizaciones campesinas más longevas y con mayor número de adherentes durante el período democrático paraguayo.
Marcial Gómez, uno de los dirigentes de la FNC, expresó: “Cumplimos hoy 29 años de estar junto al pueblo, en defensa de los derechos del campesinado y por el acceso a la tierra”. Seguidamente, lamentó que aunque protagonicen grandes marchas, que generan interesantes debates, “no siempre terminan en políticas públicas para el sector campesino”.
Cabe recordar que la Federación Nacional Campesina decidió suspender la marcha anual que debía realizarse el 25 y 26 de marzo debido a la pandemia del coronavirus y la necesidad del aislamiento social como principal vía de prevención de la enfermedad.
(Leer nota completa)

POR UNA DECLARACIÓN DE EMERGENCIA PARA LA ESCENA LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA

Mensaje de la revista Conjunto de la Casa de las Américas

(laventana.casa.cult.cu).-La pandemia ha afectado y sigue afectando cada día la vitalidad y el desarrollo del teatro latinoamericano y caribeño y arriesga la supervivencia de valiosas agrupaciones. Funciones y festivales han debido cancelarse y los ensayos se han suspendido. Mientras grupos y artistas generan iniciativas virtuales para sostener la actividad creadora y la comunicación con el público y con sus colegas de todas partes, con eventos, maratones, monólogos, paneles y talleres en línea, como impulso vital para impedir que el teatro muera, muchos gobiernos neoliberales, carentes de políticas culturales humanistas e indiferentes a la necesidad de preservación y afirmación de la identidad de sus pueblos, dan la espalda a la cultura y a sus artistas.
El movimiento de teatro independiente ha sido por décadas baluarte fundamental de la cultura de nuestra América. Su quehacer, comprometido con el pueblo y sus luchas, reivindica la historia a la luz del presente y, con el punto de vista de los desposeídos, la recrea a través de lenguajes en consonancia con sus contenidos revolucionarios. Los grupos que integran este movimiento ya estaban en crisis cuando los alcanzó la pandemia, pues no cuentan con subvenciones ni apoyos estatales regulares, ni seguridad social ni médica. Los teatristas, junto a muchos otros núcleos de creadores, integran esos grupos olvidados por la sociedad capitalista, a los cuales, como razonaba Boaventura de Sousa, le ha sido más difícil la cuarentena, pues ya padecían desventajas y discriminación.
Colectivos de sostenida trayectoria como la Compañía del Latón, de Brasil, Contraelviento, de Ecuador, y la Casa del Silencio, Corfesq, Chango Teatro y La Maldita Vanidad, de Colombia, se han visto obligados a abandonar sus salas, adquiridas y mantenidas con mucho esfuerzo, por la imposibilidad de costear sus gastos, y hay muchas más al borde del cierre. Así también se han perdido diez locales de la Red de Salas y Espacios Alternativos del Perú, y la Tribo de Atuadores Ói Nóis Aqui Traveiz, de Brasil, ha debido lanzar una campaña para tratar de salvar su sede.
Como reclaman en las redes Patricia Ariza, desde la Corporación Colombiana de Teatro, y Ana Correa, del grupo Yuyachkani, en una mesa de mujeres por la cultura en tiempos de pandemia, es necesario que los Estados declaren en emergencia el sector cultura y en particular el teatro. 
Las artes escénicas se consuman en la labor colectiva y en el encuentro vivo y cercano con los espectadores y, como defiende el Movimiento de Grupos de Teatro Independiente del Perú, “es más que un escenario y más que un entretenimiento”. Si el Estado no reacciona, ¿qué pasará con sus hacedores, hombres y mujeres consagrados a compartir palabras e imágenes con el público, estimulados por la energía que rebota del otro lado de la cuarta pared? ¿Cómo salvaremos el legado escénico en vivo de tantos colectivos y la memoria que lo trasciende? ¿Cómo nacerán las obras nuevas y alcanzarán los escenarios los jóvenes actores y actrices?
Junto a las muchas voces que se alzan en nuestra América, la revista Conjunto expresa su apoyo solidario a los teatristas latinoamericanos y caribeños, y defiende su derecho a la creación segura, con salud y bienestar, para el presente y el futuro de nuestros pueblos.

La Habana, 6 de julio de 2020.
(Leer nota completa)

PERÚ: MUJERES CORAJE COMBATEN EL HAMBRE CON OLLAS POPULARES

(wayka.pe - Por Edwin Azaña).- Hay una dura contienda que se libra a diario en la cima del cerro San Pedro. Un lugar alejado del centro de Chimbote en la región Áncash. En esa zona, tres mujeres de distintos asentamientos humanos organizan a sus vecinas para preparar ollas populares. A veces a leña o con balones de gas, sus ollas y cocinas han alimentado a sus familias y también a niños, ancianos y adultos de los barrios más pobres del puerto de Chimbote en la provincia de El Santa.

Katia, la soñadora
Katia Villarreal tiene 29 años y tiene la apariencia de una adolescente. Lidera a un grupo de vecinas con quienes pela papas, lava arroz y acomoda la leña para preparar almuerzos solidarios. Ella vive en el asentamiento humano ampliación El Mirador. Es mediodía y en el frontis de su casa de esteras varias personas hacen cola para recibir una ración de alimentos. El menú del día es un puré de papas con arroz, acompañado de ensalada. Ningún tipo de carne a la vista. Otros días con más suerte, el vecindario puede saborear unos tallarines rojos, arroz chaufa o locro de zapallo.
Sus vecinos comensales pagan una cuota solidaria de S/ 2 que se usa para la compra de productos. Algunas semanas también tienen el apoyo de colectivos civiles que les proveen de alimentos. «Preparamos unos 40 almuerzos al día. Nosotras mismas vemos la forma de cómo conseguir los productos. Algunos vecinos ponen algo y también nos ayudan otras personas. Una vez tenía pota y la usamos para hacer chicharrón. Siempre buscamos la forma de ayudarnos», cuenta Katia.
Katia trabajaba antes de la pandemia en un puesto de golosinas del mercado El Progreso, a pocas cuadras de la Plaza de Armas de Chimbote. Es madre soltera, pero ha podido recibir el apoyo del padre de su hijo. Los bonos económicos del Estado, en cambio, nunca llegaron a sus manos. Ahora ella distribuye su tiempo entre el cuidado de Sahit de 3 años de edad, la salud de su madre y la organización de la olla popular en su asentamiento humano.
Un par de piedras y pedazos de leña se usan para cocer los alimentos que serán repartidos a unas 50 personas. Mientras cocina, Katia dice que el apoyo es importante entre todos y que de hacerlo serán bendecidos. Lo dice con fe, la misma que le da fuerza para construir, algún día, su casa de esteras.

Carmen, la luchadora
Desde que se decretó el aislamiento social obligatorio, una de las primeras ollas populares que se organizó fue en el asentamiento humano Jesús de Nazareth. Carmen Paredes López tiene 37 años y es una de las vecinas que lidera al grupo de mujeres de su barrio. Antes del anuncio de emergencia nacional, ella trabajaba reciclando envases de plástico y otros objetos para ganar S/ 25 por día. En un día, ha cocinado para casi 60 personas, entre ellos sus cuatro hijos a los que mantiene sola.
«Aquí no ha llegado ningún tipo de ayuda. Ni las canastas de alimentos de la municipalidad de Chimbote ni el bono de S/ 760 que entrega el Gobierno. Nada. Pero igual nos organizamos para repartir almuerzos», denuncia.
Carmen y sus compañeras han preparado pescado frito con arroz y algunos huevos hervidos. Por las mañanas preparan desayunos, pero hay días donde solo sirven té. «Lo más difícil de todo esto es conseguir los alimentos. Esta pandemia me cogió sin plata, pero felizmente no he dejado de dar de comer a mis hijos. Pasar todo esto sin dinero es muy difícil», lamenta.
Cada tarde junto a sus vecinas salen a vender papa rellena y cachanga para ganarse unos S/ 40 que reinvertirán en la olla popular. Las madres coraje de Chimbote pelean solas contra algo tan difícil como el virus: el hambre.
Carmen cuenta que a la par de las ollas populares debe atender la educación de sus hijos. En su casa el único televisor que tenían se malogró. Ahora sus hijos visitan a sus vecinos para ver el programa educativo “Aprendo en casa” que lanzó el gobierno y que se emite por señal abierta.

Patricia, la optimista
Patricia Herrera, de 28 años, trabajaba como ayudante de cocina en un puesto del mercado Modelo. Los S/ 20 que ganaba al día por una jornada de 10 horas le servían para mantener a sus cuatro hijos. Por ahora, lo que gana su esposo Ricardo en trabajos temporales los mantiene, aunque con carencias y dificultades. «Me hubiese gustado que me llegara algún bono [económico], alguna ayuda de la municipalidad, pero nada he recibido», responde indignada.
Hasta hace dos semanas, junto a sus vecinas, organizaba una de las ollas populares del asentamiento humano Mi Paraíso. Sin embargo, el olvido y los pocos recursos económicos hicieron que las vecinas paralizaran la olla popular. Casi 60 personas que asistían por una ración de alimentos se quedaron sin un plato de comida.
«Hemos visto que la municipalidad repartía víveres por otro lado, pero aquí nada. Ahora cada uno debe ver cómo alimentarse”, señala Patricia. Para preparar arroz con menestra, arroz con huevo frito o cocinar las vísceras y patas de pollo, se apoyaban en los mercados. Allí les donaban algunos productos. “Hay que seguir adelante, esto es solo una prueba que nos pone Dios. Hay que unirnos en las buenas y en las malas», asegura con optimismo.

Chimbote en alerta
Áncash es una de las 7 regiones que continúa en cuarentena, a pesar de la suspensión en todo el país. De acuerdo a la Dirección Regional de Salud de Áncash (DIRESA) se registran 11 435 personas contagiadas y 742 fallecidos al 4 de julio. Casi más de la mitad pertenece al distrito de Chimbote, y otro tanto a Nuevo Chimbote. Ambas ciudades son las más golpeadas por la pandemia, pero también de su economía.
Es así que las mujeres del puerto de Chimbote levantaron 45 comedores populares en las zonas más pobres, pero la mitad tuvo que cerrar. Algunos por falta de apoyo y otros por contagios de COVID-19. Las ollas solidarias que persisten reparten en promedio 50 almuerzos diarios. Las mujeres coraje de los comedores en lo alto de Chimbote también están en primera línea de batalla. Katia, Carmen y Patricia salvan vidas con sus ollas. 

(Leer nota completa)

URUGUAY: NO HAY PAN SIN CANTO, NI CANTO SIN PAN: ENTREVISTA A GABRIELA IRIBARREN

Gabriela es actriz, directora teatral y docente. Conocida por su actividad como militante social y política y por su actividad como fundadora y directora del Instituto de Actuación de Montevideo. A varios meses de salas de teatro cerradas, Gabriela habló con Zur sobre la situación de lxs trabajadorxs de la cultura en el marco de la pandemia y sobre las estrategias de sostenimiento de la vida que colectivamente han realizado.

(zur.uy).-Zur:¿Cuál es la situación de lxs trabajadorxs de la cultura en el marco de la pandemia?¿Qué impacto tiene? ¿Cuántas personas están afectadas directa e indirectamente?
Gabriela Iribarren: El sector cultural ha vivido un shock, y actualmente está viviendo una situación dramática, ya que hace cuatro meses está impedida la actividad, con lo cual sus trabajadoras y trabajadores tiene prohibido el trabajo desde el 13 de marzo. La cultura comprende amplias ramas, y si bien las consecuencias de la pandemia las están sufriendo todas ellas, las artes escénicas son sin duda las más afectadas. Mientras las industrias culturales son aquellas que tienen soporte, es decir el libro, el disco, los films, etc, las artes escénicas dependen del espectáculo en vivo, son artes presenciales, y todo el trabajo se mueve en torno a este evento. En ellas trabajan todas las funciones artísticas interpretativas, de dirección, técnicas, dramaturgia y coreografía, más todos los oficios conexos directamente vinculados, estamos hablando por tanto de miles de personas que trabajan en la actividad y entre todas las áreas se estiman alrededor de 6000 personas.

Zur: ¿Cómo afecta esto el sostenimiento de la vida de las personas personas que trabajan en la cultura? 
Gabriela Iribarren: Dentro del medio, no todas las personas están en la misma situación, ya que conviven varias formas de producción y por tanto de trabajo. Así hay una porción de involucrades que trabajan bajo contrato y por tanto tienen derecho a la seguridad social, otres acceden a través de trabajos eventuales también a beneficios sociales, pero una gran parte del sector trabaja en forma independiente e intermitente organizades en cooperativas; así como es común que el multiempleo sea una forma habitual del trabajo, combinando funciones de espectáculos, docencia, producción y demás diversificaciones a los que les artistes estamos acostumbrades. Por tanto para muches el paro de la actividad significa ingreso cero en un marco de precariedad laboral.

Zur: ¿Qué estrategias han encontrado para paliar dichas dificultades? ¿Qué alternativas o propuestas se están impulsando para atender al impacto de esta situación?
Gabriela Iribarren: En un principio apelamos a la solidaridad organizándonos para paliar la situación proporcionando alimentos, solicitando el apoyo solidario de la población también, y tratando de cubrir con fondos solidarios todo tipo de gastos, entre ellos los vinculados a la salud y a elementos esenciales para la supervivencia. A través de la Sociedad Uruguaya de Actores, nuestro sindicato, se tomó diálogo con las autoridades tanto a nivel del gobierno nacional como departamental para solicitar apoyo, lográndose a partir de esas gestiones apoyo económico por parte de la intendencia, cubriendo a todo el sector en tres partidas de dinero, tanto a personas como a instituciones teatrales y educativas, así como también para alimentos. Del gobierno nacional se creó un fondo para la compra anticipada de entradas a espectáculos cuyo estreno estaba previsto, a un precio muy económico, y el llamado a cien docentes de cinco clases virtuales, por diez mil pesos. Pero esto solo contempló por única vez a quienes estaban en peores condiciones a través de un relevamiento de impacto. Actualmente se otorgó un subsidio de dos partidas por el mes de junio y julio de seis mil ochocientos pesos para personas con ingreso cero. De más está decir que para quienes hace cuatro meses que no trabajan y perciben ingresos, o para aquellos que los han visto sensiblemente menguados, estos apoyos han sido muy  insuficientes, por lo cual estamos reclamando desde hace casi dos meses, la reactivación de la actividad. Hemos aportado protocolos para inicio de clases, que después de marchas y contramarchas comienzan el 8 de julio. Se ha presentado protocolo por parte del Teatro El Galpón, para habilitar la sala grande cuyo aforo con todas sus restricciones permiten una recaudación posible y esta se ha puesto a disposición del sector independiente, sin duda el más afectado. Hemos visto con gran desconcierto que todas las actividades están reactivadas y nuestro sector, a pesar de las urgencias y reclamos se mantiene postergado. No se nos han dado razones valederas para ello, lo cual nos exige seguir insistiendo y buscando apoyos, para que las autoridades y la opinión pública comprendan la dimensión del problema y accedan a abrir la actividad. Nos hemos sentido tratades con displicencia, aunque mantenemos el diálogo y han surgido diferentes colectivos de artistas encargados de dialogar con la sociedad respecto del tema a través de intervenciones artísticas en espacios públicos.

Zur:¿Algún elemento más que te parezca importante?
Gabriela Iribarren: Esta coyuntura no solamente nos pone frente a las fragilidades de nuestro sector, a los espacios que aún quedan por conquistar, sino también a la nueva realidad política y social. Entendemos la cultura como un derecho humano del pueblo y de les artistas y trabajadores. No consideramos menor, que seamos la única actividad que tiene prohibido el derecho al trabajo, y es lo que reclamamos, que no se vulneren los derechos. También dentro del actual contexto social entendemos imprescindible la acción de nuestra labor, donde seremos necesarios para paliar y acompañar una crisis que se torna inevitable. En ese sentido nos encontramos unides y alertas para estar allí donde se nos necesite, como lo hemos estado siempre, inmersos en la realidad, llevando nuestro trabajo que es para todo el público y que aportará sin lugar a dudas de manera artística, espacios de reflexión, comunión y libertad. Porque como decía nuestra gran maestra Nelly Goitiño, «no hay pan sin canto, ni canto sin pan»
(Leer nota completa)

PANAMÁ: LA NECESARIA UNIDAD POPULAR Y LA TRAMPA DEL “PACTO SOCIAL”

(radiotemblor.org).-En política, como en medicina, conviene empezar por el diagnóstico, para saber cuál es la cura. Un mal diagnóstico conduce a errores en el tratamiento, un análisis equivocado de la realidad conduce a propuestas políticas tramposas.

Al borde de la barbarie
La dramática situación social de Panamá, y por extensión del mundo, pone en evidencia la necesidad de una salida urgente que salve del sufrimiento a millones de seres humanos. Solo en nuestro país, según cifras oficiales, 275 mil trabajadores han perdido sus empleos en los últimos cuatro meses bajo el eufemismo de “contratos suspendidos”. Y la cifra sigue creciendo cada día. La Organización Internacional del Trabajo habla de la pérdida de decenas de millones de empleos en el continente americano y cientos de millones en el mundo.
A los casi 300 mil nuevos desempleados, hay que agregar los 146 mil que ya estaban desocupados al iniciar el año 2020, y otros 716 mil que corresponden a quienes sobreviven con un empleo informal. La mitad de la fuerza de trabajo panameña, más de 1 millón de trabajadores, se encuentran en situación dramáticamente precaria. El otro millón de asalariados, no está del todo bien pues muchos han visto sus jornadas de trabajo y salarios recortados, y sus pocos ahorros esfumarse. 
Si antes de la pandemia más del 20% de las familias no les alcanzaba para pagar la Canasta Básica General, y el 10% ni siquiera tenía suficientes ingresos para la Canasta Alimenticia, una encuesta realizada en este momento mostraría el drama de la situación.
Tan solo los funcionarios públicos han sostenido sus ingresos, gracias a los cuales se mantiene activa la economía, pese a que voces avaras de la burguesía claman en los medios de comunicación por recortes en la planilla estatal, sin comprender que sin esos salarios la crisis del capitalismo panameño sería aún peor. Irracionalidad sistémica.
Hasta las clases medias se han visto pauperizadas, por el cierre y muy probable quiebra de sus pequeños y medianos negocios. Aunque hayan logrado acuerdos de moratoria con sus bancos saben que el plazo fatal es en diciembre, cuando deberán hacer frente a sus “obligaciones” financieras, sin ninguna garantía de que sus negocios puedan funcionar.
Si este análisis socioeconómico lo hiciéramos extensivo al conjunto del planeta se haría evidente una crisis humanitaria, que ya era importante antes del COVID-19, ahora arrastra a una buena parte de los habitantes del mundo al hambre y la desesperación. Es una crisis de las mismas dimensiones de la que llevó a Rosa Luxemburgo a advertir, ante la tragedia de la Primera Guerra Mundial, que la alternativa era: “socialismo o barbarie”.

¿Cuál es la causa, el COVID-19 o el sistema capitalista?
Los elementos aportados que, aunque cifras frías, muestran el alcance de la degradación humana a la que estamos llegando, son parte de los síntomas del problema. A estos síntomas podríamos añadir otros, como: las crecientes disputas comerciales entre potencias, especialmente de Estados Unidos y China; la crisis política y el descrédito de gobiernos y partidos tradicionales; la llegada a los gobiernos de sectores fascistoides al estilo de Trump y Bolsonaro; el derrumbe del progresismo que sucumbe ante sus propias contradicciones y asume criterios neoliberales que decía combatir, etc.
Ninguno de estos síntomas empezó con el COVID-19. Ya existían con antelación al año que discurre. Lo que ha hecho la pandemia es potenciar, poner en evidencia, las contradicciones del sistema. Incluso se ha estimado que la recesión económica ya había empezado a fines de 2019.
Que el coronavirus se apoye en la sociabilidad de los humanos, es una característica natural de este tipo de enfermedades. Pero que el virus haga de los pobres sus víctimas predilectas, no es natural, es producto del sistema capitalista en que vivimos y las desigualdades sociales que impone.
Son productos artificiales del capitalismo: la pobreza, el hacinamiento habitacional, los bajos ingresos e incapacidad para adquirir lo básico para la alimentación e higiene, desnutrición, pésimos sistemas de transporte, deterioro de los sistemas de salud públicos, especialmente la atención primaria, desabastecimiento de insumos y medicinas, altos precios de medicamentos, etc.
No existe una cepa más benigna del capitalismo, un “capitalismo más humano”, ésta no ha sido descubierta en ningún sitio. Por el contrario, se ha puesto en evidencia el fracaso de las variantes “progresistas”, socialdemócratas, nacionalistas, neokeynesianas, etc. 
No puede ser de otra manera, pues el capitalismo es un sistema de explotación de clases. Es un sistema canibalesco que consume trabajo humano para extraerle plusvalía en beneficio de una minoría. Esa costumbre de comer carne humana, casi que literalmente, el sistema capitalista no la pierde ni siquiera bajo crisis como la pandemia actual. Por el contrario.
Quién lo dude, puede apreciar la actitud del gobierno panameño: salvar con miles de millones de dólares al sistema bancario, mientras que da un miserable “bono solidario” a los pobres (y no a todos) que apenas representa un tercio dela canasta básica de alimentos, y una bolsa de comida cuyo costo es menor a 20 dólares que no llega a una semana.

Si la causa es el sistema capitalista, el remedio no puede ser un “pacto” con la oligarquía
La burguesía panameña avizora el abismo que tiene ante sus pies, presiente la posibilidad de un alzamiento popular ante tanta miseria, tiene pesadillas con el “fantasma que recorre el mundo”.
Por esa razón busca abrazarse de todo aquel que la pueda salvar del peligro. Busca el abrazo de oso aplicado a los potenciales enemigos: personalidades hasta ahora intachables, humanistas, socialdemócratas, líderes populares, dirigentes sindicales.
El abrazo del oso consiste en proponer la idea de un pacto interclasista por el que, a cambio de pocas dádivas, se salve al sistema capitalista. La idea de un “Pacto Social” o “Nuevo Contrato Social”, el “Diálogo” que salve la “unidad nacional” para “salir” de la crisis. 
Hay un sector que ya ha conformado un “Think Tank”, denominado “Repensar Panamá”, al que han sumado conspicuos empresarios de lo más representativo de la burguesía nacional, como Stanley Motta, Juan D. Morgan y Mario Galindo con notables dirigentes del Partido del Pueblo, el partido de los “comunistas panameños” y que, entre otras cosas, han propuesto: “urgentemente” la tarea de transformar el Estado y las políticas públicas mediante la planificación a mediano y largo plazo”.
Entre esas reformas, ya han propuesto la creación de un organismo regente de la educación panameña ubicado por encima del MEDUCA, con participación del sector privado y los que se dedican al negocio de la educación. Por supuesto, estas propuestas no han sido ni discutidas ni consensuadas con los gremios magisteriales, pero son la carne para una reforma constitucional en ciernes estilo gatopardista, “cambiar para que nada cambie”.
En el mismo sentido se ha escuchado el 1 de julio al presidente Laurentino Cortizo llamando al “diálogo tripartito” sobre la economía, sobre la reforma de la Caja de Seguro Social, etc. Aquí es donde la dirigencias populares y sindicales deben extremar sus cuidados, porque pueden quedar envueltos en acuerdos que marchiten sus prestigios para siempre. Porque el abrazo del oso ahoga, y con él se hunden no solo los políticos de la burguesía sino los sindicalistas que se presten al juego.
Que hay que negociar, vale. Pero a veces vale más no pactar y sufrir una imposición a que las bases interpreten que sus dirigentes han sido cómplices de los males que se les imponen.

Construir la unidad popular, pero también la alternativa socialista
La única manera de enfrentar la crisis actual para las clases populares y explotadas es promoviendo una unidad desde abajo, para la lucha contra las miserias que imponen el sistema y el gobierno, para exigir el derecho a una vida digna para todos. Se requiere con urgencia un organismo de coordinación de la lucha, no por arriba, sino desde las bases, con democracia participativa por abajo, y no como acuerdo de élites burocráticas.
Se requiere un organismo como el que constituimos en el Paraninfo Universitario en 2005 en defensa de la Caja de Seguros Social, capaz de concitar la unidad popular y movilizar a decenas de miles bajo una misma sigla. Recordemos que esa lucha detuvo la llamada “Ley de la Muerte”.
De la lucha en común contra las imposiciones del gobierno y sus jefes capitalistas, nacerá la posibilidad de constituir una alternativa política que sustente un programa para un Panamá diferente, basado en la justicia social, la democracia participativa, la independencia nacional, la soberanía alimentaria, el proteccionismo, el fomento del empleo con un gran plan de obras públicas, el respeto a los derechos de los pueblos originarios, los afrodescendientes, las mujeres, los grupos LGBTi, etc.
Paralelamente a esa unidad popular, que incluye a todos los sectores, incluso a los que aún tienen ilusiones con la democracia burguesa y el capitalismo, se requiere la unidad de quienes sabemos que el sistema capitalista es el problema, de quienes sabemos que el deber histórico pasa por construir una organización y un programa para luchar, no por la utopía, sino por la única alternativa realista: el socialismo.
Al margen de las dudas, las incógnitas sin respuestas, las incertidumbres, los revolucionarios socialistas deberíamos dar ejemplo de unidad, para empezar. Y hasta ahora no es así.

Por: Olmedo Beluche. Sociólogo panameño
(Leer nota completa)

lunes, 6 de julio de 2020

HACE 30 AÑOS NO TODA LA IZQUIERDA ESTUVO PERDIDA, EL FORO DE SÃO PAULO PUSO EL CORAZÓN

Hace 30 años, por iniciativa de Fidel Castro y Luiz Inácio Lula da Silva, y a partir de la convocatoria del Partido de los Trabajadores de Brasil, en un contexto adverso para la izquierda en el mundo se realizó en São Paulo, entre el 2 y el 4 de julio de 1990, el Encuentro de partidos y movimientos políticos de América Latina y el Caribe, rebautizado un año después como Foro de São Paulo

(granma.cu).-Hace 30 años, por iniciativa de Fidel Castro y Luiz Inácio Lula da Silva, y a partir de la convocatoria del Partido de los Trabajadores de Brasil, en un contexto adverso para la izquierda en el mundo, y cuando muchos creían que el socialismo entraba en una crisis sin salida y claudicaban ante el avance del neoliberalismo y la derecha, se realizó en São Paulo, entre el 2 y el 4 de julio de 1990, el Encuentro de partidos y movimientos políticos de América Latina y el Caribe, rebautizado un año después como Foro de São Paulo.
El ánimo fundador del Comandante en Jefe aconsejó, en cada ocasión que tuvo, crear un bloque de fuerzas, y les convocó a luchar, a no entregarse en medio de las dificultades más grandes, como pasó en la sesión de La Habana, en 1993, cuando les habló a los líderes de la izquierda, a los movimientos progresistas, populares, revolucionarios sobrevivientes de aquella época, y les llamó a prepararse para la unión de América Latina y el Caribe.
«Pongamos, sin temor, la piedra fundamental de la liberación sudamericana, latinoamericana, caribeña, mundial», parafraseaba Hugo Chávez al Libertador Simón Bolívar, en la edición del Foro realizada en Caracas, en 2012, y en virtud del avance de las fuerzas progresistas en la región, subrayaba la necesidad de pasar a una nueva etapa de acciones concretas, en la defensa de la soberanía de los pueblos.
Después los vientos cambiaron, y comenzaron a soplar fuerte sobre las naciones los aires de la restauración neoliberal, que exigieron del concilio de São Paulo una resistencia a toda prueba. Seguía siendo un frente de combate que no debía perderse, con Venezuela como escenario decisivo.
En la sesión xxiv, en 2018, el Presidente Nicolás Maduro interviene como parte del encuentro que acoge La Habana, exalta el rol de Fidel y recalifica al espacio de concertación como «una idea maravillosa fundada por ese genio visionario de la humanidad»; en tanto, un año después, en el encuentro de la capital caraqueña, el Jefe de Estado cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, señala el campo de batalla principal al que debe acudir la resistencia progresista integrada en el Foro de São Paulo: «Cuando parece de nuevo que la derecha, en plena ofensiva restauradora, avanza incontenible en el continente, (…) Venezuela es hoy la primera trinchera de la lucha antimperialista».
En su discurso, el mandatario de la Mayor de las Antillas rememoró aquellas palabras de Fidel, del 14 de diciembre de 2004, en el acto de condecoración a Chávez con la Orden Carlos Manuel de Céspedes: «Hace mucho tiempo albergo igualmente la más profunda convicción de que, cuando la crisis llega, los líderes surgen».
Dijo entonces Díaz-Canel: «De Bolívar y de Martí nutren Fidel y Chávez el ideario de nuestras Revoluciones: unidad e integración fueron sus grandes obsesiones y deben ser también las nuestras. Conozco que también son esas las obsesiones del Foro de São Paulo».
En ocasión del aniversario 30 de ese espacio común para la defensa de los pueblos, Mónica Valente, secretaria ejecutiva del Foro refirió, en palabras exclusivas para Granma, que «fue en el marco de los debates, las reflexiones, el intercambio de experiencias e ideas del Foro de São Paulo que se crearon las condiciones políticas para las transformaciones políticas, económicas y sociales que hubo en América Latina y el Caribe en el reciente periodo.
«Allí maduraron liderazgos políticos y sociales, allí se fortalecieron los partidos y movimientos políticos antimperialistas y antineoliberales, allí se gestaron ideas concretas sobre el rol fundamental de la integración regional».
Y sobre la importancia de la continuidad vital de los encuentros, aseguró: «Las ideas y directrices del Foro de São Paulo se mantienen vigentes y actualizadas. Son esenciales para la lucha contra la pobreza y el hambre, en especial en el mundo pospandemia. El Foro sigue siendo instrumento fundamental para la consolidación de la unidad de los partidos populares, progresistas y de izquierda en América Latina y el Caribe».
(Leer nota completa)

LIBRO DIGITAL: COMUNICACIÓN INDÍGENA Y AFRODESCENDIENTE

La situación del derecho a la comunicación con énfasis en las y los comunicadores indígenas y afrodescendientes de América Latina.

(radiozapatista.org).-La situación de la comunicación indígena en el plano internacional, nacional y local es altamente preocupante, por ello el presente libro busca, primero, visibilizar la situación en que viven y llevan a cabo su quehacer las y los comunicadores indígenas y afrodescendientes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Venezuela. Segundo, poner al alcance los conocimientos de algunos instrumentos legales tanto nacionales como internacionales, así como estadísticas e información derivada dede las mismas comunidades, colectivos, confederaciones y movimientos miembros de la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas (Clacpi). Tercero, abonar al fortalecimiento y la protección de nuestro derecho a la comunicación.

El libro fue publicado en coedición por Clacpi, PVIFS, alterNativa, Cesmeca-Unicach, Cooperativa Editorial Retos, Clacso, con edición y coordinación del Proyecto Videastas Indígenas de la Frontera Sur (PVIFS).

Puedes leer o descargar el libro aquí. (Leer nota completa)

PROTESTA CONTRA BOLSONARO POR SU MANEJO DE LA PANDEMIA

(RT).- Decenas de personas se manifestaron en Sao Paulo el pasado 4 de julio contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por su manejo de la pandemia mundial de covid-19 mientras aumenta el número de muertes relacionadas con esa enfermedad. Ese país sudamericano es el segundo más afectado del mundo por esta crisis sanitaria, solo por detrás de EE.UU.


(PRAÇA ROOSEVELT).- Ato Fora Bolsonaro em São Paulo
(Leer nota completa)

TIERRA PARA QUIEN LA TRABAJA, ALIMENTOS PARA EL PUEBLO

Barricada TV presenta: Tierra para quien la trabaja, alimentos para el pueblo
Capítulo 1: Buenos Aires Frutihortícola

(Leer nota completa)

BOLIVIA: DENUNCIA A LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES KARA KARA EN EMERGENCIA

El gobierno de la dictadura ataca con aviones y helicópteros al pueblo de Kara Kara, que protesta por hambre y contra el accionar de grupos paramilitares. Denuncia a los organismos internacionales. kara Kara en emergencia:
 

Vecinos de kara kara denuncian abuso de poder por parte de la policía y militares:
(Leer nota completa)

CHILE: DECLARACIÓN FRENTE A LA VIOLENCIA POLÍTICO SEXUAL DE CARABINEROS EN TALCAHUANO

Desde la Asamblea de Pobladoras del Tralka Wenu, Talcahuano, queremos hacer pública la denuncia al Estado y sus agentes militares, Carabineros de Chile en este caso, quienes el viernes 3 de julio en medio de una legítima y pacífica manifestación detuvieron a una compañera. En su detención incurrieron en hechos de violencia sexual, tratos crueles degradantes, que se enmarcan en tortura en el contexto de la detención.
Durante la emergencia sanitaria hemos sido testigos y víctimas de un gobierno que actúa con negligencia respecto al bienestar de las comunidades y en especial de las mujeres, quienes hoy nos exponemos a la violencia debido al confinamiento y a la misógina administración de Sebastián Piñera junto con su gabinete.
Llevamos más de tres meses en crisis que no sólo es sanitaria, sino que profundamente social y política, en donde se han acrecentado las desigualdades y la indiferencia del Estado se ha recrudecido. Ejemplo de lo anterior es la situación que se vivió en la segunda jornada de protesta, cacerolazo 3 de julio, en donde diversas organizaciones sociales, barriales y vecinas y vecinos nos reunimos en el Cruce Higueras para manifestar nuestro descontento sistémico, ejercicio que hemos venido haciendo desde el levantamiento popular en octubre del año pasado, y que hoy en este contexto se hace más urgente debido a la agudización de la precarización de la vida.
Por respeto a la compañera y para no caer en una revictimización secundaria no detallaremos lo sucedido, sin embargo, queremos entregar nuestro total apoyo y prestar todas nuestras energías para las acciones que se estimen conveniente. Además de evidenciar que la violencia siempre ha venido por parte de quienes reprimen al pueblo que hoy sigue pidiendo las condiciones mínimas para una vida digna.
Las pobladoras feministas hemos hecho frente a esta crisis con articulación, tejiendo vínculos comunitarios que busquen nuevas formas de relacionarnos y vivir colectivamente y es con esa misma fuerza que hoy le decimos al imperio misógino de este gobierno y Estado que seguiremos organizadas creando y luchando por la defensa de nuestros territorios –  tierra y cuerpo.

ASAMBLEA DE POBLADORAS TALCAHUANO

Fuente: resumen.cl
(Leer nota completa)

HONDURAS: MANIFIESTO PÚBLICO COPINH

(copinh.org).-Ante el auténtico genocidio puesto en marcha por la dictadura de JOH y en nombre de nuestra gente infectada y desde los cadáveres de quienes caen sin ser atendidos, lanzamos y gritamos la pregunta: ¿Dónde está el dinero aprobado para la atención sanitaria?



(Leer nota completa)

domingo, 5 de julio de 2020

PERÚ: ORGANIZACIONES INDÍGENAS DE LORETO DAN 72 HORAS AL GOBIERNO TRAS DEFICIENTE ATENCIÓN ANTE EL COVID-19

Esta acción que consiste en tomar control absoluto de los lotes petroleros de Loreto, es parte de una medida de lucha tras 100 días de espera sin resultados concretos en la atención a la población indígena en la región.

(aidesep.org.pe).-“En los centros de salud dónde se encuentras las comunidades indígenas ni siquiera hay medicamentos y no cuentan con infraestructura básica para ser atendidos” dice el comunicado oficial de la Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente ORPIO.
A los problemas de logística antes mencionados, se suman la falta de oxígeno, logística fluvial y terrestre para que la atención sea inmediata y efectiva, del mismo modo, una preocupación colectiva es que las atenciones de los PIAS no se han programado acorde a la realidad de del problema.
Trascendió que la organización indígena regional demandó que hay un intento de “invisibilizar magnitud del impacto del COVID-19 en las comunidades de muestra región, es decir, nuestros cálculos sobrepasan los 10 mil contagiados al interior de las comunidades, mientras que los números de DIRESA y MINSA informan que son sólo 3 mil. NO es así” denunció el presidente de ORPIO, Jorge Pérez Rubio.
Finalmente, a raíz de toda esta situación y como una acción desesperada tras las continuas muertes de pobladores indígenas, las comunidades han decido dar un ultimátum al gobierno de 72 horas para dar respuesta a la atención de la emergencia indígena, de lo contrario, estarán efectuando el control territorial absoluto en los lotes 95, Estación 5, Lote 192, Lote 8, así como impedir cualquier tipo de actividad petrolera en la Amazonía de nuestra región. Es injusto e inhumano vivir en las peores condiciones, a pesar de haber dado tanta riqueza a las arcas del Estado.

Lea el pronunciamiento aquí
(Leer nota completa)

PARAGUAY: 29 AÑOS DE LUCHA DE LA FEDERACIÓN NACIONAL CAMPESINA

 
(FederacionNacionalCampesina).-El  5 y 6 de julio conmemoramos 29 años de lucha y conquista. La Federación Nacional Campesina es una organización clasista, combativa, democrática y antiimperialista. 
Clasista porque está comprometida a defender los intereses de la clase explotada, no solamente al campesinado. 
Combativa porque enfrenta todos los días a un sistema que imparte una política injusta. 
Democrática porque promueve la participación directa de todas y todos al momento de la elaboración política y también de la movilización. 
Antiimperialista porque los latifundios son resultado de someterse a la política imperialista, que es contraria a los intereses del campesinado y del desarrollo nacional.

29 AÑOS CON EL PUEBLO
La lucha continúa, Venceremos!

#FederacionNacionalCampesina 
#ReformaAgraria
#PoderPopular
(Leer nota completa)

URUGUAY: “LA PATRONAL QUIERE SACAR BENEFICIOS SOCIALES Y PONE EN JAQUE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA”

El secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, denunció que los representantes de las empresas cuestionaron a último momento, en la negociación tripartita, los beneficios de los convenios colectivos de los trabajadores, “poniendo en jaque una negociación que de por sí ya es compleja”.

(lr21.com.uy).-“Como anunciamos en la movilización del 4 de junio, venimos haciendo un esfuerzo importante en el consejo superior tripartito de la actividad privada, en una situación muy compleja, con más de 200.000 trabajadores en el seguro de paro y con una perspectiva de crecimiento del desempleo”, expresó Abdala a través de un audio por WhatsApp.
Dijo que el PIT-CNT realiza un “esfuerzo importante por defender el trabajo y el salario, esto es la defensa integral del interés de los trabajadores y del país”.
“Hemos considerado positivos los aspectos que tienen que ver con la defensa de trabajo, en particular la instalación de un diálogo social por el empleo donde discutamos la generación de puestos de trabajos de calidad y la flexibilidad en la consideración de las prórrogas del seguro de paro. Hemos considerado insuficientes los aspectos salariales que tienen que ver con esta negociación tan compleja”, remarcó el dirigente sindical.
Reconoció que el Poder Ejecutivo “se movió en la dirección de algunos planteos del PIT-CNT”, aunque remarcó que “todavía son insuficientes porque mientras el salario real se va a deteriorar en este período por lo menos en la misma proporción que se deteriore el Producto Bruto Interno en el 2020, no existe la misma garantía de la recuperación salarial que se estaría comenzando a partir del 1º de enero de 2022”.

La patronal cuestiona los beneficios de los trabajadores
Además, la patronal “cuestiona los beneficios existentes en los convenios colectivos que tienen que ver con la vida de la gente, que a veces se trata de un premio por presentismo, por antigüedad, la canasta de apoyo de útiles escolares o licencias especiales por estudio, es decir parte de la vida y conquistas del conjunto de los gremios”.
“A último momento y a pesar de que esto no estaba en juego, porque según los criterios del Poder Ejecutivo siempre se dijo que los beneficios se mantenían en este año puente, la patronal se niega a mantenerlos”, cuestionó Abdala.
Agregó que ello “pone en jaque lo que ya era una negociación bastante compleja”.
“Esperamos que predomine la responsabilidad y esto se revierta”, sentenció.
(Leer nota completa)

COLOMBIA: MOVILIZACIONES Y RECHAZO A VIOLACIONES Y FEMINICIDIOS

Militares responsables del 37,95% de los casos de violencia sexual en 2018

(trochandosinfronteras.info).-En Bogotá y otras ciudades el 27 de junio de 2020; mujeres, junto organizaciones sociales y comunidades se movilizaron rechazando la violencia sexual ejercida por miembros de Ejército Nacional.
La violación de la menor Embera en Risaralda y el Caso de las niñas NukaK Muku en Guaviare; fueron el detonante para que en varias ciudades del país se realizaron movilizaciones frente a batallones, distritos militares y Fiscalías en rechazo de los hechos.
En Bogotá, una de las movilizaciones se realizó desde la Estación de Banderas en Trasnmilenio hasta la Localidad de Kennedy. En ella se manifestó que la violencia contra las mujeres no son casos aislados; son casos sistemáticos realizados por las fuerzas armadas.
La Red de Mujeres Urbanas y Populares “Las Amapolas” denunció los 102 casos ocurridos desde el inicio de la cuarentena, rechazaron también el actuar de la Fiscalía, quien imputo el cargo de Acceso Carnal Abusivo a los siete militares que violaron a la menor de la Etnia Embera en Risaralda, suponiendo que la menor dio el consentimiento para la violación. Las Amapolas se preguntan “Quien da el consentimiento para que siete militares te violen”. La Fiscalía con esta imputación revictimiza a menor Embera y reduce la posible pena que los militares por este hecho.
En medio de las movilizaciones, Trochando Sin Fronteras hablo con Sandra Ortiz – integrante de Las Amapolas quien declaró: “Como red rechazamos por tanto la militarización en nuestros territorios y manifestamos que la Policía, los militares y los paramilitares son el brazo armado de los explotadores, que nos acosan, nos violan, nos torturan, nos asesinas y nos desaparecen. Por eso queremos un mundo libre de violencias«…

…»Manifestamos que nos queremos vivas, que si tocan a una respondemos todas, porque no van a contar con la comodidad de nuestro silencio nunca más, les mandamos un brazo muy fuerte y sororo, y que estén seguras de que juntas vamos a tumbar al patriarcado y lo vamos a acabar«.

Luego de las movilizaciones; se divulgó que 118 militares tienen procesos activos por casos de violencia sexual. Más alarmante aún es la separación del cargo al Suboficial que denuncio a los siete soldados en Risaralda: ¿Por qué las fuerzas militares en cabeza del General Zapateiro persigue al denunciante? ¿Cuántos casos se ocultan para no dañar la imagen del los “Héroes de la Patria”?
(Leer nota completa)

RACISMO A LA COLOMBIANA

El racismo está vivo, y lo practican las elites mestizas que se creen blancas en nuestro caso, pero también son negros los que se han robado los recursos de su gente y se acomodan al círculo del poder, y algunos son renegados que traicionan a su pueblo como la malinche y estafan a sus comunidades.

(prensarural.org).-Una ola de protestas se desató en el mundo occidental después del asesinato del afroamericano George Floyd en un acto de intolerancia racista de la policía de Minneapolis el pasado 25 de mayo.

El grito desesperado de Floyd, “no puedo respirar”, se convirtió en una consigna que movilizó a millones de personas, y el lema “Black lives matter” resonó en las principales ciudades de los EEUU, Inglaterra, Francia, Alemania y Australia. Los diarios del mundo titularon en repulsa al crimen y se desataron acciones populares contra el racismo, derribando así odiosos símbolos de la infame práctica y estatuas que homenajeaban a los referentes del esclavismo.
La ira popular descabezó los monumentos al navegante que encontró accidentalmente al continente americano imponiendo el colonialismo violento y avasallante, y hasta bibliotecas del país del norte con nombres de presidentes retiraron la mención de sus referentes, como en la Universidad de Princeton, que denostó de Woodrow Wilson, fundador de la Sociedad de Naciones después de la Primera Guerra Mundial, pero racista inveterado y padre de las leyes segregacionistas en los EEUU. De la misma forma en el Reino Unido la furia de la turba enardecida frente a la vileza de la horrenda práctica, promovida por el imperio desde su irrupción, destruyó esculturas de nobles y comerciantes siempre bien ponderados, por haber sido promotores del comercio de personas hace trescientos años.
Una marea iconoclasta provocada por el mediático e infame crimen visibilizó una lucha histórica de los negros norteamericanos, y en las cadenas internacionales y servicios informativos vimos al pueblo gringo volcado en las calles, en barricadas y tropeles callejeros, pintando cada esquina con la sigla ACAB, que denota la lucha contra la brutalidad policial, “All cops are bastards”, un levantamiento en las entrañas del monstruo, algo nunca visto, sentenciaron analistas de todas las orillas.
Pero en realidad las acciones de masas contra el racismo a las que asistimos ni son las primeras, ni son las más combativas. Los disturbios o revueltas raciales, como son conocidas estas movilizaciones, tienen antecedentes en los años sesenta en medio del movimiento por los derechos civiles, que tuvieron como desenlaces trágicos el asesinato de referentes de esas luchas como Malcolm X en el 65, y Martin Luther King en el 68, y las más cercanas luchas callejeras con cientos de muertos como en el 92 en Los Ángeles después del asesinato de Rodney King, 96 en la Florida, 2001 en Cincinnati, 2015 en Ferguson Missouri y Baltimore, 2016 en Milwaukee y Charlotte, Carolina del Norte.
Eventos que fueron respuesta a los crímenes ejecutados por policías, tanto blancos como negros. Pero a pesar de la contundente ira popular contra esos símbolos, en Inglaterra sigue impoluta la bandera de un imperio que en Asia y África instituyó el esclavismo como forma de comercio, y en Bélgica la institución de la monarquía esta incólume a pesar de imponer un sanguinario régimen de esclavización a los habitantes del Congo, en Francia el tricolor y la Marsellesa. que se izaban y entonaban mientras pisoteaban a los pueblos senegalés y argelino, siguen siendo símbolo de modernidad, y en Holanda nadie ha osado en destruir un molino a pesar de ser el símbolo del país natal de los boers, quienes creyéndose una raza superior negaron durante más de un siglo los derechos del pueblo sudafricano.
Porque el racismo es cuestión ideológica, no de color. Ni siquiera fue superado en el advenimiento de un modo social de producción nuevo que enterró el esclavismo, en Europa la expulsión de judíos y pogromos fueron una constante durante 400 años, y hace menos de un siglo, un país y su pueblo, instituyeron un plan macabro para destruirlos como raza. En la Europa moderna y tan civilizada, en los subterráneos de edificios de las grandes capitales, aún hay personas de origen latino, europeos del este, asiáticos y negros, sometidos a condiciones infrahumanas en un estado de servilismo para maquilas de grandes marcas, o para ejercer trabajo esclavo.
Estados Unidos tuvo presidente negro, hijo de musulmán, y no por ello se transformó el trasfondo de una sociedad que excluye, segrega y esclaviza en pleno siglo XXI a negros, hispanos y emigrantes indocumentados.
El racismo es la exclusión, donde el capital, que no siempre es blanco, porque no tiene ni raza ni bandera, somete de manera despreciable a cientos de millones de personas y las separa socialmente para, a partir del sometimiento, seguir en su desaforada lógica de acumulación.
Pero claro, el blanco caucásico, supremacista, reaccionario, es un referente del racismo como expresión ideológica, y en su visión retardataria y enfermiza ha impulsado movimientos criminales que han desatado terribles tragedias para la humanidad, pero son eso, grupos de sectas que creen en teorías conspirativas y encubren con discursos religiosos su odio a la diferencia y su complejo delirante creyéndose superiores.
Son funcionales al racismo estructurado en el modelo, el racismo cotidiano, el que condena en EEUU a miles de afroamericanos e hispanos a la cárcel, a la pobreza, a la exclusión social, mientras en la elite hegemónica, latinos republicanos y de derecha y negros ultramillonarios, que hacen su capital explotando a sus pares de color, se embriagan en las fiestas del jet set blanco gringo.
Aquí, en esta esquina de Sudamérica difícilmente hay blancos puros, según el criterio de los supremacistas, algunos reclaman su pureza hispánica, desconociendo que somos hijos de la violencia española que impuso el mestizaje. No es necesario. El racismo, insisto, no depende del color, ni la procedencia, y Colombia es profundamente racista, imponiendo una odiosa y criminal segregación a sus indígenas, negros, mestizos y aun a los que se creen blancos.
Aquí es pan de cada día un acontecimiento bárbaro como el asesinato de Floyd. Casi al mismo tiempo de acontecido el crimen, en Puerto Tejada, Cauca, los jóvenes afros Ánderson Arboleda y Jánner García fueron asesinados en estado de indefensión por la Policía, pero ya en diciembre en el centro de Bogotá el joven mestizo Dilan Cruz había sido asesinado por unidades del Esmad. Este año cuatro campesinos fueron asesinados por unidades militares en operativos de erradicación y apenas el fin de semana fue destrozado con balas de fusil por una patrulla del Ejército el joven Salvador Jaimes en el Catatumbo.
Las fuerzas militares de un estado tienen el deber constitucional de velar por la integridad de los ciudadanos, aquí y en los Estados Unidos, pero fueron responsables de estos crímenes, donde ejecutaron ciudadanos que debieron ser respetados y protegidos.
Qué decir de la infame agresión sexual recurrente contra mujeres y niñas indígenas de la que son responsables los consabidos soldados de la patria, jóvenes y mestizos, que sometieron a vejaciones a personas vulnerables. ¿Son seres malvados? ¿Son supremacistas blancos? No, son racistas, no porque tengan esa distorsión ideológica, sino porque representan el poder de un modelo excluyente, que promueve el odio, que oprime, que segrega, que se supone superior, y la estructura militar sobre la que se erige tiene ese carácter, es una expresión ideológica de la hegemonía que impone la exclusión como mecanismo de dominación.
En Colombia Simón Bolívar desde 1816, en consecuencia con la revolución haitiana y su compromiso con su líder Alexandre Petion, decretó la libertad absoluta de los esclavos, luego ratificada en 1819 en Angostura. Los terratenientes mestizos se opusieron y, como su proyecto liberador, la aspiración abolicionista fue derrotada. Ya desde la colonia española los indígenas habían sido liberados de la deshonrosa condición de esclavos, pero solo en 1851 José Hilario López, apoyado por las sociedades democráticas de artesanos liberales radicales, logró poner en vigencia la ley de manumisión que abolió la esclavitud, no sin antes derrotar a los conservadores que se levantaron en guerra civil para mantener la esclavitud en sus grandes extensiones de tierra en el sur del país.
Hace más de doscientos años se luchó contra esta ignominia, hace más de cien se desterró este comportamiento tolerado y articulado a los poderes más reaccionarios, pero no por ello se desmantelo el racismo. Ese perdura, donde los indios están confinados en la periferia y sometidos a la miseria y el olvido, los negros excluidos y despreciados históricamente como las regiones donde su población es mayoría, como el Chocó y el Pacifico nariñense, que están condenados a la penuria de la miseria y la guerra.
O el racismo evidente contra los mestizos de los cordones de miseria de las grandes urbes, que siguen atrapados en la perversa discriminación económica, condenados a la pobreza eterna, pero también el que aparta socialmente a los que se creen blancos sentenciándolos a la precariedad creciente por la ausencia de trabajo, o el mal pago de su esfuerzo.
El racismo está vivo, y lo practican las elites mestizas que se creen blancas en nuestro caso, pero también son negros los que se han robado los recursos de su gente y se acomodan al círculo del poder, y algunos son renegados que traicionan a su pueblo como la malinche y estafan a sus comunidades articulándose a quienes han expoliado a sus hermanos de raza. Y sí, son mestizos que se creen blancos esos cientos de miles de excluidos y pobres, quienes votan, defienden, y denostan de quien se reclama diferente, para sostener ese régimen odioso, perverso y racista, donde no imponen el supremacismo blanco, sino la exclusión perversa del poder latifundista, que añora ser blanco y gringo sin importar su color de piel. Al final aquí por ello matan a George Floyd todos los días.
(Leer nota completa)

BRASIL: NEGROS Y POBRES: LA CRISIS ACENTÚA EL PERFIL DE LAS VÍCTIMAS DE COVID-19

Los datos del SUS y del IBGE muestran la cara de la pandemia en Brasil: una verdadera masacre generalizada de la clase trabajadora

(causaoperaria.org.br).-Esta semana, una encuesta realizada por el SUS abrió la negligencia del régimen golpista en su conjunto ante la crisis de salud. Los datos arrojan luz sobre el carácter de clase de la pandemia en Brasil: la mayoría de las personas infectadas y víctimas del cronavirus  son personas negras y pobres.  
De las víctimas en todo el país cuyo color se registró, el 61% son negras, según la encuesta del SUS. Mientras que, según el IBGE, las personas negras que son   víctimas de COVID-19 representan el 54%. En las regiones donde se destacan los números más altos a este respecto es el Norte, el 86% de las víctimas eran negras. En el noreste, representan el 82% de las muertes. 
Esto de acuerdo con datos oficiales, lo cual, es importante notar, está en total desacuerdo con la completa falta de control de la pandemia en Brasil. Ya se ha demostrado en varias ocasiones que el número de instituciones del régimen está muy por debajo de la realidad que experimenta la población en relación con el coroavirus . Es muy probable que los números entre la población pobre sean extremadamente más altos que los presentados.  
Es necesario enfatizar que estos datos, incluso si están muy por debajo de la realidad, muestran que este resultado no vino desde abajo o más allá: es una consecuencia directa de la política de toda derecha tradicional y extrema derecha nacional. Todas las autoridades públicas, desde los ayuntamientos, pasando por los gobiernos estatales, hasta el gobierno federal de Jair Bolsonaro, fueron consistentes con la promoción de este verdadero genocidio, una masacre abierta, de las grandes masas proletarias del país. 
La única forma de detener el genocidio es organizar un levantamiento popular de trabajadores para detener este genocidio. Por esta razón, es importante agregar la iniciativa de los Comités de Lucha y del Partido de la Causa de los Trabajadores para salir a movilizar y organizar un movimiento amplio para el Bolsonaro Bolsonaro, derribando el régimen de muerte y hambre que es el régimen golpista. 
(Leer nota completa)

VENEZUELA: RED DE PRODUCTORES INTEGRALES DEL PÁRAMO (PROINPA)


(Tatuy Televisión Comunistaria).-En esta ocasión presentamos a PROINPA, la Red de Productores Integrales del Páramo. Es una organización que desde hace más de 20 años mantiene de forma constante la producción de semillas de distintos rubros en los páramos merideños.
PROINPA con el tiempo ha entendido que la semilla es "reserva cultural , histórica y genética”, manteniendo los principios de la agricultura campesina originaria. Por lo tanto entiende “la necesidad de preservar la semilla, de rescatarla, custodiarla, cuidarla" para luego sumar el elemento tecnológico para reproducir semillas en laboratorio, invernadero, y campo abierto. 
Los productores asociados cuentan con un amplia gama de semillas de papa, ajo, zanahoria y fresa. Con el tiempo han enlazado con otras redes de productores para mantener una producción constante de rubros en la ruta Centro – Occidente y construido alianzas para el uso y multiplicación de semillas en otras partes del país.
(Leer nota completa)

sábado, 4 de julio de 2020

MARCHA POR LA DIGNIDAD CUMPLE 10 DÍAS RUMBO A BOGOTÁ, COLOMBIA

En un pronunciamiento, los colectivos participantes hicieron responsable al Estado Colombiano de lo que le pueda pasar a los y las marchantes por la Dignidad.

(telesurtv.net).-La Marcha por la Dignidad, movimiento contra los asesinatos sistemáticos de líderes sociales y excombatientes de las FARC-EP en Colombia, llegó este sábado al departamento de Quindío, al cumplir 10 días de movilización pacífica hacia la ciudad de Bogotá.
En un pronunciamiento, los colectivos participantes hicieron responsable al Estado Colombiano de lo que le pueda pasar a los y las marchantes por la Dignidad.
Como defensores y defensoras de DD.HH. irrumpimos el orden para denunciar que "NO PODEMOS NATURALIZAR la política de la muerte, el asesinato sistemático de líderes y líderesas sociales, feminicidios y la corrupción".

Continuamos en este andar por la indignación por el departamento del Quindío, un bella región de personas resilientes, con el empuje de salir adelante", indicaron.
La marcha pasó por la ciudad de Armenia, donde llegaron decenas de caminantes que recorren el país suramericano desde el Cauca hacia Bogotá.
Desde el 25 de junio iniciaron la marcha desde Popayán, en el Cauca, con un contingente de 12 personas y en el camino se fueron sumando otros líderes, cumpliendo con todos los protocolos, incluso se han practicado la prueba Covid-19.
Desde el comité de dirección de la Marcha por la Dignidad se hace un llamado a la ciudadanía, organizaciones sociales, fuerzas políticas alternativas, centrales obreras y personalidades en general para que brinden su apoyo con ayudas económicas, alimenticias, agua y refrescos, para garantizar el éxito de la iniciativa. 
También se exhorta a las comunidades, líderes y lideresas de las ciudades por donde hacen sus travesías a unirse a las movilizaciones con la exigencia al Gobierno Nacional para que detengan el asesinato de líderes, lideresas sociales y excombatientes firmantes del Acuerdo de Paz.  
La Marcha por la Dignidad la adelantan decenas de líderes y lideresas sociales de diferentes municipios del suroccidente colombiano.
Las razones de la movilización es la crisis de violencia que se viven en los territorios por diversos grupos armados. En especial hacen un llamado al respeto a la vida, dada el asesinato sistemático de líderes sociales y las constantes amenazas. 
El líder social Jimmy Moreno, manifiestó que los líderes de organizaciones del Cauca inician marcha por la dignidad para visibilizar la situación de derechos humanos de los pueblos, “producto de la militarización y profundización del modelo neoliberal que despoja los territorios a las comunidades”.
El 30 de junio llegaron a Cali y, desde allí los 25 caminantes han registrado amedrentamientos por parte de policías y patrullas, además de ser grabados en su recorrido, según denunciaron el 2 de julio en un comunicado
El líder José Milciades afirmó que el gobierno de Iván Duque ha aprovechado el estado de excepción que ha caracterizado a la cuarentena obligatoria por la pandemia de COVID19 para “gobernar por decreto”, sin los límites que puede marcar el Parlamento,  
(Leer nota completa)

PATRICIA VILLEGAS: “HAY QUE CONSTRUIR UNA AGENDA COMÚN DE LOS PUEBLOS”

(ALBA Movimientos).-El diálogo virtual, denominado “La voz de los pueblos contra el bloqueo comunicacional”, tambien contó con la participación desde Brasil de Paola Estrada de la Secretaria de la Asamblea Internacional de los Pueblos, la asistencia desde Estados Unidos (EE.UU.) de Claudia de la Cruz, del Proyecto Educación Popular, y la moderación desde Argentina del integrante del Frente Patria Grande, Manuel Bertoldi.
La presidenta de teleSUR, Patricia Villegas, comenzó exponiendo sobre los constantes ataques y bloqueos que ha recibido la cadena durante estos 15 años de vida. “Cuando nosotros empezamos a fijar posturas como sobre el conflicto armado en Colombia, empezaron las dificultades para tener acceso a las plataformas ya vigentes. Cuando TeleSUR demostró de lo que estaba hecho y en qué lugar iba a poner sus cámaras, sencillamente sacaron la señal de las cable operadoras”.
El tema central del encuentro se baso alrededor del papel que juega teleSUR en la articulación entre los movimientos populares y el periodismo ciudadano para generar contenidos que visibilizan la realidad de los pueblos frente a los grandes medios de comunicación hegemónicos.
Patricia Villegas apuntó a la necesidad de crear una agenda común de los sectores progresistas para que un canal como teleSUR pueda transmitir la noticia que surge en el contexto local y así marcar la diferencia dentro de la agenda mediática que se pretende imponer a nivel global.
“Hay que construir con los pequeños medios una agenda común que tenga una expresión en TeleSUR. Tenemos que producir desde lo local con los movimientos populares y el periodismo ciudadano” explicó la presidenta de TeleSUR.
En este sentido, Paola Estrada apuntó contra la influencia de los medios hegemónicos en torno al Golpe de Estado contra Dilma Rousseff y la elección de Jair Bolsonaro. “Los medios jugaron un papel central en concretar el golpe contra Dilma y después en la ofensiva contra Lula y generar toda una base social para la elección de Bolsonaro. Los movimientos populares de Brasil sabemos que los medios hegemónicos que hoy son oposición a Bolsonaros fueron los responsables de concretar ese movimiento neofascista” señaló Estrada.


Además, Villegas propuso trabajar hacia con los movimientos sociales y populares, ante la imposibilidad de poder colocar en el lugar de los hechos a un reportero del canal. “Los líderes sociales tienen que ser capaces de generar contenido comunicacionales que TeleSUR pueda trasmitir”, precisó.
En ese sentido, Claudia de la Cruz resaltó el trabajo de formación y capacitación de TeleSUR. “Es importante poder formar personas que tengan la capacidad de hacer la tarea comunicacional” señaló.
Otro de los temas que se expusieron fue la diversificación de las plataformas y el desafío que implican para los médicos de comunicación. La presidenta de TeleSUR detalló que “esta revolución de las estructuras en que se presentan las historias implica desarrollar nuevos perfiles profesionales, nuevas competencias. TeleSUR está presente en Facebook, Twitter, Instagram, YouTube; por eso está produciendo contenidos para una población angloparlante que nos sigue desde el Caribe y África”.
Manuel Bertoldi insistió en la necesidad de generar mecanismo de articulación potentes para contrarrestar la ofensiva de los grandes medios de comunicación y la construcción de una estrategia comunicacional basada en la experiencia de teleSUR.
Asimismo, el dirigente del Frente Patria Grande reflexiono sobre los desafíos poscoronavirus. “La pandemia nos ha traído nuevas reflexiones. El trabajo se ha modificado sustancialmente y ha traído modificaciones que van a perdurar más allá de lo que dure la pandemia y nos vamos a tener que adaptar” explicó.
Para concluir, Patricia Villegas resaltó que “tenemos como tarea pendiente lograr una mayor articulación entre TeleSUR y los movimientos sociales y populares. Cuando logramos trabajar en conjunto y determinamos una agenda entre todos tenemos una efectividad muy importante”.
(Leer nota completa)

AUTO CONVOCAN ASAMBLEA MUNDIAL POR LA AMAZONÍA

(servindi.org).-Una amplia red de organizaciones de pueblos indígenas, movimientos, colectivos, redes y activista«s defensores de los bosques y la naturaleza lanzan una auto convocatoria para la Primera Asamblea Mundial por la Amazonía que tendrá lugar de manera virtual el 18 y 19 de julio.
El objetivo es articular una alianza al servicio de las plataformas y campañas existentes para potenciar sus acciones e impactos en la defensa de los derechos humanos, los derechos de los pueblos indígenas y los derechos de la naturaleza.
«La destrucción de la Amazonía nos acerca más al precipicio y a la hecatombe climática. Sin Amazonía viva, no habrá futuro para la humanidad» indica el documento de lanzamiento.
Los impulsores, entre los que se cuenta a la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazonica (COICA), buscan construir un proceso en espiral de ciclos de asambleas/acciones para sumar voluntades, consensuar objetivos y concertar iniciativas de movilización.
El primer día se dedicará a reflexionar y debatir la problemática de los países y la región pan amazónica, y el segundo día discutirá propuestas para la acción y enriquecerá tres campañas en construcción.
1. Campaña mundial para hacer frente a los graves impactos del Covid19 sobre poblaciones indígenas, afrodescendientes y de toda la Amazonía.
2. Campaña mundial de boicot a productos, empresas, inversiones, políticas gubernamentales, acuerdos comerciales y extractivismos que destruyen la Amazonía.
3. Jornadas de movilización mundial para detener el etnocidio, el ecocidio y el extractivismo, y salvar a la Amazonía que es esencial para hacer frente al cambio climático.
La Asamblea Mundial por la Amazonia se realizará de manera virtual los días sábado 18 y domingo 19 de Julio a horas 15:00 de Ecuador, Colombia y Perú, 16:00 horas de Bolivia, Chile, Paraguay, Guyana y Venezuela, y 17:00 horas de Brasil-Sao Paolo, Guyana Francesa y Surinam.
Cada día tendrá una sesión de dos horas y media y contaremos con traducción simultánea al español, portugués, inglés y francés.

A continuación la convocatoria:

Autoconvocatoria a la Primera Asamblea Mundial  por la Amazonía 

Contra el etnocidio, el ecocidio y el extractivismo en la Amazonía
que se agrava con la pandemia del COVID19
La Amazonía se está inundando de muerte en sus comunidades, aldeas, pueblos y ciudades. El COVID19 se ensaña con los llamados “pueblos de la selva” que sufren siglos de indiferencia, descuido, explotación, extractivismo, racismo y etnocidio. Esta región que es esencial para la estabilidad del ecosistema de la Tierra vive un ecocidio y terricidio acelerado.
Causantes del deterioro Amazónico son las corporaciones agroindustriales, los monocultivos, la siembra de semillas transgénicas, los agro-combustibles, la minería legal e ilegal, la extracción y derrame de hidrocarburos, la biopiratería, los megaproyectos hidroeléctricos y de hidrovías, las líneas de transmisión y carreteras mal planificadas, los organismos financieros internacionales y sus préstamos e inversiones, el narcotráfico y el crimen organizado.
Los gobiernos del Norte y el Sur, neoliberales y progresistas, incentivan de diferentes maneras el extractivismo debilitando la Amazonía a nivel social y ecológico. Ahora, a título de “reactivar la economía para salir de la crisis del COVID19”, los gobiernos de la región flexibilizan las disposiciones legales ambientales, indígenas y sociales para fomentar aún más el extractivismo.
La destrucción de la Amazonía nos acerca más al precipicio y a la hecatombe climática. Sin Amazonía viva, no habrá futuro para la humanidad.
Muchos están luchando y resistiendo frente a esta destrucción. Las mujeres de la Amazonía son las más amenazadas y al mismo tiempo las más creativas y resistentes en la defensa de sus cuerpos-territorios.
Los desafíos son muy grandes y es urgente e ineludible la unidad en la diversidad, con el protagonismo de los pueblos originarios, cuidadores de la ancestralidad y el Buen Vivir.
Frente a esta realidad, movimientos, colectivos, redes, activistas y organizaciones de pueblos indígenas, quilombolas, ribereños, siringueros (caucheros), caboclos, marrons, campesinos, artistas, religiosos, defensores de la naturaleza, comunicadores, académicos, mujeres, jóvenes y pobladores de las ciudades amazónicas, nos auto convocamos en la Primera Asamblea Mundial por la Amazonía que tendrá lugar de manera virtual el 18 y 19 de Julio.
Nuestro objetivo es articular una alianza al servicio de las plataformas y campañas existentes, para potenciar nuestras acciones e impactos en la defensa de los derechos humanos, los derechos de los pueblos indígenas y los derechos de la naturaleza. Buscamos construir un proceso en espiral de ciclos de asambleas/acciones para sumar voluntades, consensuar objetivos y concertar iniciativas de movilización en torno de propuestas que surjan del debate y el consenso.
Con este propósito dedicaremos el primer día de nuestra Asamblea a reflexionar y debatir la problemática de los países y la región pan amazónica, y el segundo día discutiremos propuestas para la acción y enriqueceremos tres campañas que estamos construyendo:
1. Campaña mundial para hacer frente a los graves impactos del Covid19 sobre poblaciones indígenas, afrodescendientes y de toda la Amazonía.
2. Campaña mundial de boicot a productos, empresas, inversiones, políticas gubernamentales, acuerdos comerciales y extractivismos que destruyen la Amazonía.
3. Jornadas de movilización mundial para detener el etnocidio, el ecocidio y el extractivismo, y salvar a la Amazonía que es esencial para hacer frente al cambio climático.
La Asamblea Mundial por la Amazonia se realizará de manera virtual los días sábado 18 y domingo 19 de Julio a horas 15:00 de Ecuador, Colombia y Perú, 16:00 horas de Bolivia, Chile, Paraguay, Guyana y Venezuela, y 17:00 horas de Brasil-Sao Paolo, Guyana Francesa y Surinam. Cada día tendremos una sesión de dos horas y media y contaremos con traducción simultánea al español, portugués, inglés y francés.

Para participar de este proceso y recibir el respectivo link de Zoom debe llenar el siguiente formulario https://forms.gle/UbPArHEebwV9jxG99
La Primera Asamblea Mundial por la Amazonía será también transmitida por https://www.facebook.com/asambleamazonica/ y https://www.youtube.com/channel/UC5uRVxQWBKbtyYZXj4_8Zkg
Mayor información y contacto asambleamazonica@gmail.com

Una humanidad saludable y con futuro necesita de bosques y pueblos amazónicos vivos
 Julio 1, 2020.

Para suscribir la autoconvocatoria https://forms.gle/QP4V7BE3cR8FWLt77
 Nombres de organizaciones, colectivos y activistas regionales y por país en orden alfabético
(Leer nota completa)

URUGUAY: JÓVENES DE OUR VOICE EN FRAY BENTOS, SACUDIENDO LAS CONCIENCIAS ADORMECIDAS

Un grupo de personas, en su mayoría jóvenes, rompió el silencio en la plaza central de la ciudad llamando la atención de los transeúntes. El recuerdo de 47 años atrás, donde la oscuridad invadió Uruguay bajo un manto de autoritarismo y terror, se posó durante algunas horas entre los curiosos fraybentinos.

(antimafiadosmil.com).-Asombro, intriga, preguntas y hasta críticas generó la movilización del 27 de junio en pleno centro de la ciudad de Fray Bentos. Un grupo de personas, en su mayoría jóvenes, rompió el silencio en la plaza central de la ciudad llamando la atención de los transeúntes. El recuerdo de 47 años atrás, donde la oscuridad invadió Uruguay bajo un manto de autoritarismo y terror, se posó durante algunas horas entre los curiosos fraybentinos. Pero no un recuerdo vacío, como colgado en el cuadro de una vieja pared, sino lleno de memoria y de reclamo por injusticias que se perpetraron y se siguen gestando hasta el día de hoy con los nuevos gobiernos de turno.
Fray Bentos es la capital de Río Negro, departamento del litoral oeste de Uruguay, compuesta por 21.500 habitantes y mucho silencio, tanto quizás como el que reina en el grueso de la sociedad a la hora de reclamar justicia al Estado por los crímenes cometidos contra su población. Pero no todo es indiferencia.
Un grupo de jóvenes integrantes del movimiento cultural internacional OurVoice decidió que alguien tenía que sacudir las conciencias adormecidas y sacar el tema que hasta ese momento parecía descansar en libros de historia y archivos viejos.
Fue así que el 27 de junio de este 2020 coparon la Plaza Constitución, que se encuentra en el centro de Fray Bentos, frente a la Intendencia y a la Iglesia. Casi 80 siluetas fueron colocadas a lo largo de la acera sobre Avenida 18 de Julio, representando a los casi 200 desaparecidos por el gobierno de facto, de los cuales nadie se hace cargo y sobre los que reina el más cómplice de los silencios.
Otros colectivos participantes fueron Alunadas y Ecofeministas.
La manifestación cerró con una proclama leída por la integrante de Our Voice Magaly Gonzáles, la que comenzaba hablando del mensaje que los convocó y que quisieron transmitir a la población del lugar: “47 años de impunidad. 47 años de silencio. 47 años de complicidad”.

En la proclama se tocaron temas como el Pacto del Club Naval, “donde militares, empresarios, políticos, ex guerrilleros y futuros presidentes, acordarían el silencio y consolidarían la impunidad y la injusticia que sufrieron tantas uruguayas y uruguayos en esos años oscuros por manos del Gobierno militar”. Y destacaron que “hoy esa impunidad y ese silencio todavía se mantienen, se mantienen leyes nefastas como la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, la complicidad de una Justicia acomodada y servil a los intereses del poder, y también de corrientes políticas que decepcionaron”, aludiendo al partido de izquierda Frente Amplio.
Pero la crítica también fue para el actual gobierno: “Siguiendo con la línea de siempre, la derecha, mediante el actual gobierno multicolor, en plena pandemia mundial ha jugado una carta muy sucia que es la de presentar una Ley de más de 500 artículos, conocida como la Ley de Urgente Consideración” –conocida como LUC, ndr-. “Esa cantidad enorme de artículos debe ser leída y analizada en profundidad en el plazo de sólo 90 días. Dicha ley contiene artículos de carácter alarmante, con un retroceso en materia de derechos que nos vulnera de manera terrible”
Gran parte del contenido de la LUC, sigue la proclama, “en su carácter sustancial, es copia fiel a leyes impuestas en época de dicctadura. Una dictadura que sigue sobrevolando sobre el pueblo y que no da miras de desaparecer”.

“Vivimos en un país donde se violan los derechos humanos día a día. A través de un sistema carcelario servil a mafias y delincuencia de guante blanco, lejos de apuntar a una recuperación digna y efectiva de cada persona, trabaja para aumentar la marginalidad y beneficiar a unos pocos poderosos, que son actores fundamentales para provocar y generar pobreza, marginalidad y delincuencia”.
“Vivimos en un país donde la justicia sirve a los poderosos, un país donde el patriarcado asesina día a día. Donde los derechos de los niños son vulnerados, donde el medio ambiente es vendido al capitalismo salvaje de los dueños de empresas multinacionales”.
“Vivimos en un país donde lejos de apuntar a la educación, la verdadera educación, esa que se lleva barrio a barrio, la que se construye mano a mano con la gente, apunta a la represión y estigmatización de los sectores de la población más pobres, mientras la casta política y los amigos del poder siguen impunes llenándose los bolsillos”.
“Hoy más que nunca decimos Nunca Más Impunidad, Nunca Más Silencio, Nunca Más Olvido. Nunca Más”
Zoe Banegas, integrante de Our Voice, nos contó lo siguiente: “La repercusión ante las personas fue intriga sobre el movimiento y la concentración no solo de gente mayor, sino también de jóvenes y un canal local que se acercó a hacernos una nota sobre quiénes somos y la razón de la concentración. Una gran parte de esa gente mayor nos agradeció por lo que estábamos haciendo mientras que el resto que pasaba por ahí solo nos miraba con desprecio o con intriga, sin animarse a preguntar de qué trataba la concentración”. Y valoró: “En general la repercusión fue positiva ya que pudimos unir fuerza con otros colectivos, realizar una nota con uno de los canales más vistos de Fray Bentos, recibir el agradecimiento de señores/as mayores y hacernos conocer como movimiento”.
La indiferencia es como un fantasma que, sin dejarse ver, recorre todos los días los grupos humanos, los hogares, las plazas públicas y las calles. Pero estos jóvenes, rompiendo con todos los esquemas hicieron lo impensable: surgieron del silencio, y llenaron de vida y esperanza un lugar aquietado por la rutina y la desidia. Y con esa frescura y fuerza que los caracteriza, lograron encender en otros esa chispa que los impulsa a levantar la voz y la frente, y recordarnos que la justicia la merecemos todos, sin excepciones.
(Leer nota completa)

PUERTO RICO: "PLAYAS SON DEL PUEBLO", MANIFESTACIONES CONTRA LAS POLÍTICAS COLONIALES DEL GOBIERNO PUERTORRIQUEÑO

Preocupados por las consecuencias que podría traer el nuevo Código Civil la organización "Playas para el pueblo" convocó este 2 de julio una manifestación para expresar: protección de los recursos naturales y todas las playas del pueblo, protección de las pensiones, aprobación sin enmiendas del proyecto de Ley 2434 -que protege las pensiones-, protección de los servicios esenciales, protección dé la educación, protección de derecho civil. Las "playas son del pueblo, las playas se defienden", expresaban los manifestantes, con cánticos contra el gobierno colonial y la "maldita corrupción" que infecta al gobierno de Puerto Rico, la expresión popular fue trasmitida en vivo por el medio Bandera Roja: 


(Leer nota completa)

MÉXICO: ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA


Ni al árbol ni al bosque, para entender y saber qué hacer, miramos hacia abajo. No en señal de humildad, no para rendir nuestra dignidad, sino para leer y aprender lo que no se ha escrito, para lo que no hay palabras sino sentimientos, para poder ver en la tierra las raíces que sostienen, allá en lo alto, a las estrellas.

Fuente: Xchel Atletl Pájaro Colibrí 
(Leer nota completa)