Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com

jueves, 22 de febrero de 2018

HONDURAS: POR AMENAZAS A MUERTE RENUNCIA SINDICALISTA

(Radio Progreso. Honduras).- El tesorero del sindicato de trabajadores y trabajadoras de la fábrica Star, SitraStar, ubicada en Zip Porvenir, El Progreso, Yoro, Lino Hernández, renunció a su cargo sindical y laboral por constantes amenazas a muerte. El hecho más reciente ocurrió el 12 de febrero cuando cuatro desconocidos en motocicletas lo interceptaron en la carretera que conduce de El Progreso a Tela, al norte de Honduras. 
Lino es fundador del primer sindicato de trabajadores en la maquila de El Progreso. En sus primeros 10 años, el sindicato ha logrado la aprobación de cuatro contratos colectivos, mejorando las condiciones laborales de casi dos mil empleados y empleadas. 
Lino, junto al presidente del sindicato Waldin Banegas han denunciado que son víctimas de amenazas, hostigamiento, persecución y vigilancia dentro de la empresa maquiladora y en sus propias casas. 
Los sindicalistas responsabilizan al dueño del parque industrial Zip El Porvenir, Nicolás Chaín, quien públicamente los ha acusado de organizar las tomas de carretera contra el gobierno ilegal e ilegitimo de Juan Orlando Hernández, y al grupo denominado de “choque” creado por los ejecutivos de la corporación Gildan. 
En reunión de emergencia, Lino notificó a la junta directiva del sindicato su renuncia irrevocable, lamentando la falta de seguridad y protección por parte del Estado hondureño. Ante las constantes amenazas los sindicalistas solicitaron ayuda al Mecanismo de Protección para Periodistas y Defensores de Derechos Humanos pero su solicitud aún está en proceso. 
Lino, fue obligado abandonar su casa junto a su familia para salvaguardar la vida. Es padre de tres menores y su esposa, víctima de amenazas, también renunció a su puesto de trabajo en la empresa Star. “Es una pesadilla lo que estamos viviendo”, expresó entre lágrimas asegurando que es difícil sobrevivir sin trabajo en una Honduras que no garantiza la vida de sus ciudadanos.
El SitraStar es el primer sindicato de la maquila en El Progreso, al norte de Honduras. Las amenazas contra los líderes se originaron desde su creación, debido a las denuncias por despidos injustificados, actos de corrupción y la situación precariedad laboral que viven los empleados de la industria maquiladora en Honduras. 
En el país unas 147 mil personas trabajan en la maquila, devengando un salario mensual de casi 7 mil Lempiras (290 dólares). Y tienen que trabajar 11 horas diarias para poder cubrir sus necesidades primarias. La mayor parte de la clase trabajadora son jóvenes mujeres, de estas el 80 por ciento son madres solteras. 
La libertad de asociación es un derecho fundamental que gozan las personas y consiste en agruparse como un colectivo para defender intereses comunes lícitos. Su expresión jurídica en el mundo laboral es la libertad sindical. En Honduras, la libertad de asociación se encuentra recogida en el artículo 78 de la Constitución y, específicamente, la libertad sindical está garantizada por el artículo 128 numeral 14 de la Constitución. Este derecho está amparado en el artículo 20 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. 
El SitraStar ha denunciado las repetidas acciones que Gildan ha empleado para desintegrar el sindicato. La empresa despidió en 2017 a más de 350 personas base de la organización. Los sindicalistas aseguran que la empresa ha creado un grupo de choque que pretende desarticular el sindicato. “Responsabilizamos a esas personas por la vida de Lino y el resto de compañeros”, asegura Waldin Banegas presidente de SitraStar, quien sostiene que la salida de Lino es un duro golpe para la organización sindical en el país.