Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com

miércoles, 16 de enero de 2013

CHILE: PEHUENCHES DE ALTO BIOBIO NO ACEPTAN MÁS REPRESAS EN SU TERRITORIO

(Mapuexpres).- Lonkos, dirigentes y colectivos se cohesionan para defender sus tierras y ríos frente a pretensiones de construir dos mini centrales hidroeléctricas, dos represas y dos geotérmicas. Exigen que las instituciones públicas del estado asuman su rol de no autorizar los proyectos que la empresa Aaktei pretende ejecutar en las comunidades Cauñicú.



Representantes de organizaciones y comunidades pehuenches de la comuna del Alto Biobio se declararon en estado de alerta frente a nuevas amenazas de construcción de proyectos hidroeléctricos que empresas particulares pretenden en su territorio. Así lo manifestaron en un Xawun (reunión) efectuado el pasado miércoles 9 de enero en la Escuela de Cauñicú, lugar donde se convocaron lonkos, dirigentes de comunidades, líderes juveniles, profesionales del municipio local y de organizaciones de derechos humanos.
El Lonko de la comunidad de Cauñicú, Marcelino Queipil, denunció intensiones de instalar dos minicentrales en su comunidad, con lo cual se verían totalmente afectados, más allá de su tamaño. “Aunque sean pequeñas, igualmente nos afecta, porque aquí tenemos nuestras riquezas, como las aguas y la naturaleza”, agregando que “los gen -espíritus protectores- se verán también intervenidos, lo que podría causar hechos lamentables”. Por ello se oponen tajantemente a estos proyectos, así lo han acordado además todos los lonkos del valle del Queuko, explicó, y exigen se respete el Convenio 169 de la OIT.

Exigen cumplir compromiso del estado
El lonko hizo un llamado a las comunidades de la ribera del Biobio, del Queuko y a la ciudadanía nacional a exigir al actual gobierno, y al que lo suceda, a cumplir los compromisos asumidos por el estado en el marco del acuerdo de solución amistosa firmado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) tras la construcción de la Central hidroeléctrica Ralko y la inundación de un cementerio indígena, uno de los cuales prohíbe construir más centrales en su territorio. “Esto hasta ahora no se ha cumplido, porque se está construyendo la central Angostura”, enfatizó.
Por su parte la presidenta de la comunidad Pitril, Elizabeth Vita, denunció que ya se está trabajando en la construcción de una minicentral de pasada en sus tierras, que correspondería a otra empresa que desconocen. “Nos están desmoronado el campo, que es un lugar hermoso y nos están afectando nuestro estero, que es de la comunidad y de la vecina comunidad de Callaqui”, aseguró. A juicio de Vita, la ejecución de todas las centrales que se están proyectando afectaría seriamente sus derechos y la biodiversidad de la zona. “Van a matar nuestra naturaleza inmediatamente”, advierte.
Consultada sobre la posición de los afectados directos y representantes de las comunidades frente a dichos proyectos, respondió que es de un “no rotundo”. Agrega además que aquí se ha vulnerado el derecho a consulta, que es obligatorio para el estado en caso de afectarse a pueblos indígenas, de acuerdo a lo establecido por el Convenio 169. “Conmigo, así como con otros dirigentes, no se ha hecho consulta”, aseguró, confirmando que toda la información con la que cuentan es producto de su propia búsqueda, básicamente por internet y otros medios, ya que los proyectos no se han ingresado al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA).
Desde el municipio de Alto Biobio, en tanto, aseguran que apoyarán las decisiones que adopten las comunidades. “Nosotros como municipio, ante estos proyectos, vamos a apoyar todas las decisiones que se tomen desde la bases de las comunidades, representados por su Lonco y dirigentes de la comuna del Alto Bíobío”, señaló Manuel Pichinao, encargado de Oficina de Desarrollo de Organizaciones Comunal.

Empresa
La compañía que impulsa estas minicentrales es Aaktei, la que se autodefine en su sitio web (aaktei.com) como una empresa Especializada en Energías Renovables No Convencionales. "Nuestro sello es un real compromiso medioambiental y social", publicitan en dicho portal.
La empresa tiene proyectado construir dos centrales de paso, denominados Blanco y Tricauko en los esteros Río Blanco y Tropelhueno, que si bien se situarían dentro del fundo particular de Pedro Esquerrez, éste limita con la comunidad Cauñicú, generando efectos directos a sus integrantes, aunque la empresa señala lo contrario. Representantes de estos proyectos se han reunido y explicado a las comunidades los proyectos, sin embargo, los dirigentes están en contra.
En contacto telefónico con su Gerente General, Pedro Matthei, este informó que se trata de dos PCHs (pequeñas centrales hidreoelectricas) que están estudiando en la propiedad de la familia Esquerre. Según él, en caso de ser viables, ingresarían al sistema de evaluación durante 2013 y se daría cumplimiento al Convenio 169. "La estimación preliminar de tamaño para cada PCH es de 3 MW y 5 MW, señala, agregando que llevan varios meses interactuando con la comunidad de Caunicu".
La empresa da cuenta que sus proyectos se localizan dentro de la denominada macrozona que abarca las regiones Del Maule, Del Biobío y De la Araucanía, las cuales suman un alto potencial de energías limpias por desarrollar, sostienen. “Tenemos más de 15 proyectos en desarrollo que suman sobre 100 MW”, indican en su portal.

La voz de los jóvenes
Jaime Queupil, asistente en el colegio de la comunidad de Cauñicú, señala que la irrupción de estos proyectos les ha afectado tanto a él como otros jóvenes mapuche, y que “a futuro nos van a complicar aún más”, dice. Asimismo, señala que hay lugares de significación cultural que podrían verse dañados, y no aceptarán que la empresa pase por encima de ellos.
Explica finalmente que para las comunidades es importante cuidar la tierra, los ríos y la naturaleza en general. “El agua es vital, y si la utilizan de mala manera, va a traer consecuencias negativas para la vida de las personas, de animales y para la vegetación. Por eso le pedimos a la empresa respeto, porque quieren entrar a un lugar que no les corresponde”, sentenció.