Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com

miércoles, 17 de octubre de 2012

EL ALBA DE LOS MOVIMIENTOS APOYA A LOS CAMPESINOS GUATEMALTECOS

Rechazamos la represión en Guatemala. Adelante la lucha campesina, indígena y popular


El pasado 4 de octubre una cruenta represión aconteció en la localidad de Totonicapán, Guatemala. Seis indígenas muertos por el Ejército. Más de 30 personas heridas. Diferentes hechos violentos contra mujeres, niños y otros pobladores de cantones de la zona que se manifestaban por sus derechos. Esos fueron los resultados de esta arremetida contra la población, que una vez más muestra la mano dura de las élites de poder y sus fuerzas represivas para frenar a los movimientos sociales en ese país y en el resto de América Latina.
Según la propia declaración emitida por las autoridades de la organización social, las movilizaciones ocurrieron con el propósito de visibilizar "las decisiones inconsultas que el gobierno está tomando respecto a las Reformas Constitucionales, el alto costo de la energía eléctrica y los cambios en la carrera magisterial". Mientras una delegación del territorio que reúne a 48 cantones establecía una mesa de diálogo con el presidente Otto Pérez Molina, conocido en los sectores populares por su historial militarista y su autoría en masacres contra comunidades campesinas, las fuerzas del ejército y la policía reprimían a los manifestantes.
Desde la Articulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA, rechazamos esta política de violencia para detener las legítimas movilizaciones sociales, así como el control militar y las operaciones en las comunidades indígenas y campesinas.
Siguiendo las reivindicaciones de la localidad de Totonicapán, apoyamos una lucha que concierne a toda la sociedad, para detener "la reforma constitucional del presidente, que solo busca favorecer a los grandes empresarios y eliminar nuestros derechos indígenas."
Rechazamos el aumento del precio de la energía eléctrica y denunciamos el robo por parte de empresarios y élites económicas de los bienes comunes en los territorios indígenas. También rechazamos la reforma educativa del magisterio que solo tiene el propósito de profundizar la privatización de la educación.
Llamamos a la solidaridad continental con la lucha campesina e indígena. Este no es un caso aislado. En la última semana, desde distintos puntos de América Latina, se difundieron denuncias sobre hechos similares en territorios rurales. En Argentina, las declaraciones del Movimiento Campesino Indígena (MNCI) y del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE) subrayaron la continuidad de la resistencia, aun cuando en días pasados vivieron el asesinato de militantes. Así ocurre en Honduras, Paraguay , Colombia y en otros lugares a lo largo de la región. Como Articulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA defendemos el derecho del movimiento popular latinoamericano a continuar uniendo sus luchas contra el despojo y la criminalización.

Articulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA
Octubre, 2012