Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com

jueves, 29 de noviembre de 2012

GUATEMALA: DENUNCIA FUNCIONAMIENTO DE UNA PEQUEÑA ESCUELA DE LAS AMÉRICAS

(La Radio del Sur).- La periodista canadiense Dawn Paley denunció que en la base militar de Cobán, efectivos militares y policiales extranjeros acuden con regularidad para entrenar a tropas de Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras y República Dominicana. Se trataría según los testimonios que ha recabado de una especie de “pequeña Escuela de las Américas”.
“Supuestamente esta base es para mandar en servicios de misiones como la ocupación de Haití, o la misión de Naciones Unidas en el Congo. Todavía funciona un comando de entrenamiento de varios países para generar más violencia”, dijo Paley en el programa Rebelados trasmitido por a


Escuche la entrevista a la periodista canadiense Dawn Paley [7:00m]
DESCARGAR

Explicó que durante el conflicto interno armado en Guatemala, la base de Cobán, fue un centro de inteligencia donde se violaban sistemáticamente los derechos humanos, pero nunca se cerró. En 2006, fue rebautizada con el nombre de CREOMPAZ, siglas para el Comando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Mantenimiento de Paz, “pero más bien todos sabemos que es un lugar donde se entrenan a soldados Centroamérica y Dominicanos para las operación de contra insurgencia”.
Manifestó que este centro recibe fondos de los Departamentos de Defensa de Estado de los Estados Unidos y Canadá: “En la Pequeña Escuela de las Américas militares estadounidenses y canadienses entrenan a uniformados guatemaltecos y otros países”.
Con respecto a los restos humanos ubicados en la instalción militar, la periodista canadiense aseguró que la justicia en Guatemala “no existe” para garantizar justicia y responsabilidades de los crímenes, “apenas están comenzando a identificar los restos humanos que son más de 420 hallados en la base militar en Cobán.
Aseveró que la mayoría de los muertos mostraban signos de torturas ejecutadas por meses, “ya que en las autopsias presentaban huesos quebrados. Inteligencia militar torturaba a personas de oposición y a campesinos en resistencia en los años 70 y 80. Lo ideal en este caso es que se haga justicia”.