Envíenos su nota, opinión o información al correo: delpueblo.prensa@gmail.com

miércoles, 19 de enero de 2011

PERIÓDICO SALVADOREÑO SE PREGUNTA CON INQUIETUD SI LA RED DE TERROR DE POSADA SIGUE ESTRUCTURADA


(Cubaminrex / Embacuba El Salvador).– El diario digital salvadoreño El Independiente, que sale los viernes impreso, reveló aquí importantes confesiones del terrorista internacional Luis Posada Carriles, juzgado en El Paso, Texas, Estados Unidos, y del terrorista salvadoreño Francisco Chávez Abarca, recién juzgado en La Habana, Cuba, que involucran a connotados personajes de la derecha política y la oligarquía locales.

Tras poner en evidencia a una larga lista de figuras de la derecha salvadoreña, el amplio artículo que encabeza la página en Internet del diario (www.elindependiente.org.sv) se pregunta con inquietud si esa red del terror sigue estructurada en el país, habida cuenta el reconocido historial de violencia de esta nación centroamericana, su historia de golpes de estado y sangrientas dictaduras y las recientes denuncias de amenazas de conspiraciones para atacar al gobierno de Mauricio Funes e interrumpir el orden constitucional actual que ha realizado el partido FMLN.

Entre los nombrados por El Independiente se encuentran “José Miguel Frits, chileno que se desempeñaba como asesor de seguridad del presidente José Napoleón Duarte y que apoyó a Posada desde su llegada en 1985 hasta que se marchó a Guatemala en 1988. También cita a Roberto Leiva, quien le aceptó y fue su contacto en la base aérea de Ilopango”, a José Ramón Sanfeliú Mayoral, dueño de los talleres “Moldrock”, y a sus hijos José Ramón y Luis Sanfeliú Ilñivera.

Oro de los mencionados es Mario Acosta Oertel, Exministro del Interior y actual miembro del COENA, quien desde 1974 comenzó a ayudar a Posada Carriles y fue, según el informe, quien le facilitó una partida de nacimiento falsa como ciudadano salvadoreño a nombre de Franco Mena. Coincidentemente, su esposa Ana María Rodríguez es prima hermana del terrorista salvadoreño detenido en Cuba Otto René Rodríguez Llerena.

La denuncia incluye a empresarios como Miguel Cáceres, quien tenía negocios con posada Carriles y viajaban frecuentemente a Guatemala, a Víctor Rivera, ex comisario de la DISIP venezolana, quien se radicó en El Salvador y fue asesor del Ex ministro de Seguridad Hugo Barrera, hoy segunda figura de ARENA, y al General Juan Rafael Bustillo, ex jefe de la fuerza aérea salvadoreña a finales de los años ochenta”.
Otro de los que no falta en la lista es Tomás Regalado Romero, zar de la industria azucarera local, quien tenía una finca en Berlín, Usulután y ha sido mencionado en varios informes como miembro de los escuadrones de la muerte y señalado en el asesinato de Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Además participó en el adiestramiento del terrorista detenido en Cuba Raúl Ernesto Cruz León, en un campo de tiro propiedad de José Benito Escobar, ubicado en Ilopango.

El Independiente denuncia también la inclusión en ese grupo del ex presidente de la República Francisco Flores, sobre el que recuerda que en 1988, cuando era candidato presidencial, Posada Carriles le concertó entrevistas con miembros de la FNCA, a través de Arnaldo Monzón Plasencia. Flores se reunió con Ileana Ross y otros representantes anticubanos y mantuvo una relación fluida con los congresistas cubano americano Roberto Menéndez, Ileana Ross, Albio Sires, los hermanos Díaz Balar y David Rivera, comprometidos con el terrorismo contra Cuba.

El culebrón de cómplices salvadoreños de Posada Carriles incluye historias de amor como la que Posada tuvo con Carmen Molina de Heusel, conocida también con el nombre de Julia del Carmen Hernández de Molina, quien es familiar de Ángela Molina de Bosch, salvadoreña quien fuera amante de Posada Carriles, y que ya falleció.

La tal “Titi” Bosh, pariente de la ex amante de Posada Carriles, fue la que garantizó los autos que utilizaba posada Carriles, mientras que Sandra Bosch, hermana de su ex amante, se ocupó de recoger todas las pertenencias de éste y de José Ramón Bosh, dueño de una empresa de computación que apoyó como presta-nombre a Posada para que adquiriera uno de sus autos, cuando Posada Carriles cayó preso en Panamá en el año 2000.

Otros envueltos en la zaga terrorista salvadoreña contra Cuba son Patricia Borjas, quien fue secretaria en la Policía Nacional Civil y organizó una red de informantes de apoyo a Posada Carriles dentro del cuerpo policial. Borja fue sacada de la PNC cuando Cuba anunció la Captura del terrorista Ernesto Cruz León, y José Alberto Barraza Fishnaler, quien se desempeñaba como jefe de Seguridad del Banco Desarrollo y perteneció a la fuerza aérea salvadoreña, donde tuvo el grado de teniente.

El diario asegura que ha quedado bien documentada la conexión cuscatleca del terror, donde hay suficientes evidencias y pruebas que la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) tenía sentadas sus bases de operaciones contra Cuba en El Salvador durante los años 90, y que para ello contó con el apoyo institucional del partido de derecha ARENA, hoy en la oposición. En tanto todos esos personajes siguen en el país, el diario se pregunta: “¿Toda esa estructura ya fue desmontada?”